Diez años de emprendimiento, iniciativa y crecimiento forjados por el sueño de una mujer que desde niña quiso ser empresaria, y que años después lo convirtió en proyecto de vida a través de su propia firma de consultoría. Es ese el relato detallado que elabora Carlos Gustavo Álvarez sobre la historia de una idea convertida a fuerza de voluntad en una empresa, en el libro Lilian Simbaqueba: Historia de una Voluntad.
— Portafolio, reseña de libros, 1 y 2 de abril de 2006.

La ruta del león

Ella remonta al África el origen del apellido Simbaqueba, y antes de estallar en esa risa fresca que es el vínculo más dulce con su infancia feliz, dice: “Acuérdate de El Rey León”. Juntos ascendemos al universo de Disney, del que brotan inolvidables las imágenes de Rafiki, Timón y Pumba, el malvado Scar, Sarabi, Nala y por supuesto, Simba, el hijo de Mufasa, el rey león. Entonces, para acometer el viaje hacia ese pasado lejano, hay que indagar en la lengua swahili que hablan más de 60 millones de africanos, y de la que se sirvieron los realizadores de la película, y en la que “simba” significa “león”, aunque también refiere a una persona corajuda y guerrera, autónoma y acorazada, como Lilian Rocío Simbaqueba Gutiérrez, que vuelve de la risa como quien proviene de una travesura.

Tal vez la etimología de su apellido sea clara para las 199 personas que en las “Páginas Blancas” de Publicar, que constituían el directorio telefónico de Bogotá en el año 2005 – 2006, tenían la raíz “Simba”. Pero no importa a quien se apellida Simbacica, a los cuatro Simbaqueras y a los ocho Simbasica, lo que yo de puro metido me pongo a buscar en The Internet Living Swahili Dictionary, del hoy suspendido por falta de fondos Proyecto Kamusi. Un curso expedito y fugaz de swahili me lleva a deducir que el “queba” puede venir de “kwa”, que quiere decir “referido”, “concerniente a”, “relacionado con”, sólo para confirmarles a los 119 Simbaquebas y a 67 Simbaquevas restantes, que su apellido está definitivamente asociado al león, aunque Lilian les tenga pavor a los animales.

Si desea leer el libro completo,
por favor contáctenos haciendo clic aquí.